El blog de Deja Huella con H

Con la familia, buscar la efectividad es solo una opción: Destierra este falso mito de los que se quedan en su zona de confort

Tengo una familia con dos hijos y tuve que pasar por agobios al principio para poder reaccionar.

Ya no me valía la forma en la que me organizaba antes. Tuvimos que aplicar un método concreto que se adaptase a nuestras circunstancias.

Ahora no sé cómo se puede llevar una familia sin un MÉTODO DE PLANIFICACIÓN adaptado. Para no sentirse que la vida te atropella.

Eso para empezar. Porque después viene lo de disfrutar y sentirse feliz.

Otra forma de vivir es posible. Te lo digo porque yo mismo lo he experimentado.

Demasiadas responsabilidades

¿También piensas que trabajas demasiadas horas?

Durante mi vida laboral he tenido varios episodios de agobio extremo. Tenía demasiado trabajo. Y eso afectaba también a mi familia.

Tenía que «expandir» mi jornada de trabajo para poder cumplir con todo.

La primera vez, pedía a gritos formación sobre gestión del tiempo. Nunca llegó.

La siguiente vez que me ocurrió fue cuando empezó a crecer la familia. Se me juntaron las dos cosas. Por un lado el agobio por tener tantas responsabilidades en el trabajo y tener que “expandir» mi jornada laboral. Y por otro lado no encontrar tiempo para dedicarle a los niños, a la pareja, a mi vida. Pedía auxilio porque veía que me dirigía hacia un «abismo». Y me caí en él.

De esa costó recuperarse. Cuando lo hice investigué y me formé por mi cuenta para que no volviera a pasarme de nuevo. 

Dos claves para no descuidar tu vida personal y laboral

Ese momento me ayudó a ver de forma clara y cristalina dos cosas importantes: 

La primera es que en el trabajo no solo vale con esfuerzo y profesionalidad

Por fin sentía que tenía el control. No necesitaba llegar más tarde a casa para poder cumplir con todo mi trabajo. Sin agobios ni estrés.  Lo disfrutaba mucho más. 

Ahora me he dado cuenta de que ser más eficiente en el trabajo no es solo una necesidad, sino que es responsabilidad de cada uno

La segunda cosa importante que aprendí es que como en el trabajo, para llevar una familia con dos hijos no es suficiente con «esfuerzo y profesionalidad». En este caso, mejor dicho, no es suficiente con «dedicación y amor».

Mi mujer y yo adaptamos los métodos de organización a la vida familiar. Nuestra propia familia fue «la cobaya» y, como me pasó en el trabajo, los resultados fueron increíbles.

Por fin conseguimos hacer todo lo que necesitamos sin estrés. Y además disfrutamos plenamente de nuestra vida familiar.

Aquí llegué a la misma conclusión que con el trabajo: para organizar una familia con hijos «ser más eficiente no es solo una necesidad, sino que es responsabilidad de cada uno«. 

La familia nos necesita. Y necesita que estemos bien.

Si seguimos haciendo lo mismo, la situación no va a controlarse por sí sola.

¿Conoces realmente si gestionas tu tiempo de forma efectiva?

Cuando empecé a formarme sobre gestión del tiempo aprendí muchas cosas sobre mí mismo.

Sobre los errores que cometía en relación a la forma de organizarme y por qué los cometía.

Creía que sabía cómo empleaba mi tiempo. Pero hasta no realizar un seguimiento preciso no fui realmente consciente.

Ese descubrimiento me ha ayudado muchísimo hasta hoy.

Así que decidí plantear estas reflexiones en mis talleres:

«¿CONOCES REALMENTE COMO EMPLEAS TÚ TIEMPO?

¿POR QUÉ TE DEDICAS MÁS A UNAS U OTRAS?

¿QUE COSAS CAPTAN MÁS FÁCILMENTE NUESTRA ATENCIÓN?»

Después hacemos un ejercicio para valorar personalmente cómo empleamos el tiempo.

La gente se queda muy sorprendida con los resultados. Con lo que descubren de sí mismos.

Es como si se vieran reflejados en un espejo que les dijera solo la verdad.

Y a partir de ese autoconocimiento comenzamos a mejorar todo lo necesario.

Eso les ayuda a comprometerse para llevar a la práctica todo lo que aprenden para  conseguir tiempo para hacer todo lo que necesitan.

Para trabajar el cambio de hábitos que les ayudan a ser más consciente de como usamos nuestro tiempo.

Te animo a que lo intentes.

Añadí el TEST PARA EVALUAR COMO EMPLEAS TU TIEMPO a mi webTe paso el link para que puedas hacerlo si lo necesitas: TEST

Nunca es tarde para cambiar y empezar a disfrutar

Pero nunca es tarde para aprender a gestionarse y para adaptarse a las circunstancias. Al menos ya sabes que no es una opción.

Además, ¿quién va a conseguir sacar más provecho de ello?: Control, menos estrés, cumplir el horario, cumplir con las obligaciones laborales y familiares, tener tiempo para cuidarse, para la pareja…. ¿de verdad que no merece la pena que invirtamos en ello?

Busca la motivación que necesites para dar el primer paso: 

¿Poder sobrevivir?

¿Disfrutar de tu vida y tu familia con tranquilidad?

¿Poder tener tiempo para lo que necesitas?

Si te interesa conocer más sobre lo importante de invertir en una mismo puedes ver este otro post de mi web: Inversión de vida 

Me dio mucha rabia no haberme dado cuenta antes. Por eso quiero compartirlo contigo. Por favor, no cometas los mismos errores que yo. 

Deja huella en tu vida buscando la mejor forma de disfrutas de tu tiempo y de los tuyos.