El blog de Deja Huella con H

El camino del héroe: conoce mi historia

Yo también tenía DEMASIADO TRABAJO, igual que te pasa a ti

He estado muchos años gestionando proyectos y liderando equipos de trabajo para empresas y dirigiendo un centro de formación. 

Para mi la familia es lo más importante. Tengo una hija y un hijo que son el motor y la alegría que nos empuja a mi mujer y a mi cada día. 

Mi carrera profesional me ha brindado la posibilidad de asumir más y más responsabilidades. Me ha puesto a prueba y me ha enseñado muchas cosas importantes.

Aunque desgraciadamente, con el aumento de las responsabilidades en el trabajo, de las horas de trabajo y la llegada de mis hijos el estrés me pasó factura. Y caí en ese abismo en el que piensas que tú nunca caerás.

En un momento dado miré alrededor y me di cuenta de que algunos equipos necesitaban ayuda para potenciar sus habilidades. Así que además de seguir impartiendo mis cursos y mentorías y conferencias, decidí empezar también a impartir talleres sobre desarrollo y mejora de habilidades como la comunicación y la gestión del tiempo. 

Observé que todas esas herramientas no solo les eran muy beneficiosas en el entorno de los proyectos, sino que descubrí el potencial que realmente tenía todo esto complementándolo además fuera del ámbito laboral. 

¡La respuesta de los alumnos me pilló de sorpresa! Como se suele decir, ellos me devolvieron con creces en esas sesiones mucho más de lo que yo les di. Fue tan impactante su reacción, el ambiente y la fuerza de todo aquello que más tarde, después de una crisis en mi vida, decidí dar un giro a mi carrera. 

Así que me focalicé en todo esto que descubrí que no solamente que me apasionaba, sino que además me ayudó a resurgir con más fuerza y con más claridad que nunca.

Mi TRANSFORMACIÓN: “El tiempo es vida”

«EL TIEMPO ES VIDA»

Esta frase resume perfectamente el inicio de la transformación que experimentó mi mente. No fue fácil, hay mucho dolor detrás, pero también una gran lección de vida. 

La pandemia fue el detonante de una serie de acontecimientos que me cambiaron para siempre. Por desgracia, mi padre tuvo que desaparecer para hacerme entender al fin una gran lección: La vida es muy corta y hay que aprovecharla al máximo.

A partir de ahí empecé a pensar en una cosa importante: Que cuando pasasen unos años y mirase atrás, no querría arrepentirme de las decisiones que había tomado.

De no haber hecho las cosas que quería y como quería. De no aprovechar las oportunidades que nos da la vida. Y de no haber disfrutado lo suficiente.

Después de eso, pasé por un ERTE que luego derivó en ERE. Esa fue la “amarga medicina que necesitaba el paciente”. Uno de los mejores regalos que me ha dado la vida. 

Esto me liberó de todos mis miedos y, a pesar de recibir tiempo después una propuesta para reincorporarme al trabajo, me lancé al emprendimiento y ahora forma parte de mi nueva vida.

De todo esto aprendí una gran lección de vida lo suficientemente poderosa para que ahora no haya vuelta atrás. Lo tengo claro: la vida se puede vivir de otra manera. Lo sé porque lo he conseguido. Despedí a mi frustración por no tener tiempo y energía para disfrutar de lo que ya tenía para elegir yo mismo como vivir el presente. Y curiosamente mi día sigue teniendo 24 horas como antes. ¿Cómo es posible?

El DESCUBRIMIENTO de que «La mejor inversión es la que hacemos en uno mismo» fue clave para equilibrar mi vida

Hay una idea que incorporé a mi vida a raíz de mi transformación y es la de que «la mejor inversión es la que hacemos en uno mismo»  Esto es extrapolable a todo, salud, amor, etc. Pero ahora me refiero al desarrollo personal.

Cuando comprendí esto pensé en lo tonto que había sido por todos en los años en los que estaba hasta arriba de curro y reclamaba a la empresa formación para gestionar mejor el tiempo. Como nunca llegó, me quedé pasándolas canutas y trabajando demasiadas horas. 

Cuando me recuperé de los problemas de estrés extremo en el trabajo decidí empezar a investigar, buscar ayuda y formarme por mi cuenta para poner en marcha técnicas para ser más efectivo en el trabajo. Fue por pura supervivencia. 

Gracias a esa ayuda conseguí equilibrar mi vida personal, familiar y laboral. Con lo que empecé a disfrutar más de mi trabajo y de más tiempo para mi vida personal.

Un gran CAMBIO

Gracias a la mejora de la gestión de mi tiempo pude prepararme para mejorar en la gestión de proyectos, me certifiqué «PMP» (Project Manager Professional) y realice más formaciones sobre habilidades y hábitos para ser más efectivo. Mi taller «Gestión eficaz del tiempo» fue un éxito. Y fué tan gratificante para mi que ahora esto de «Gestionar el tiempo para gestionar la vida» ha cambiado literalmente mi vida y se ha convertido en mi pasión y en mi profesión.

Aplicar todo lo que he aprendido me ha ayudado a liberarme de mis miedos y a ser dueño de las decisiones que tomo sobre como emplear mi tiempo. Tomé mi propio camino y ahora tengo mi propio negocio con el que puedo cumplir con mi propósito de vida. ¡Otro gran éxito en mi vida!

A pesar de lo demandante que resulta tener tu propio negocio, y teniendo que compaginarlo con el cuidado de la familia, puedo encargarme de todo sin estrés aplicando todo lo que he aprendido (y enseño) para tener tiempo para mi, para mi familia, para la pareja y disfrutar plenamente de todo ello con energía y alegría. 

Mi tiempo, mi familia y en definitiva mi vida son mi mejor PROYECTO

Mi transformación vino acompañada de esa firme determinación. A partir de ahí decidí investigar y focalizar mis mejores aprendizajes y experiencia para sentir y aprovechar cada segundo de la vida con mi familia y valorar con gratitud lo ricos que somos. Y sin necesidad de ser «millonarios», aunque ahora siento que sí lo somos.

Ahora la perspectiva de nuestra vida ha cambiado completamente. Ahora disponemos de tiempo de calidad con nuestros hijos, para nosotros mismos y para la pareja.  Además energía para hacer lo que necesitamos hacer y disfrutar más cada momento. Sentimos que en cada instante hacemos exactamente lo que queremos hacer y no estamos distraídos por el resto de cosas pendientes que ya no revolotean en nuestra cabezas.

¡Sin duda mi proyecto de más éxito!.

Mi PROPOSITO

Cuando investigaba y aplicaba todo lo que aprendía sobre como como gestionar tu tiempo para tener una vida plena no podía imaginarme que las formulas que creaba para conseguirlo serían en el futuro mi mejor herramienta para ayudar a otras personas. A veces la vida nos depara maravillosas sorpresas…

Y es que aparte de focalizarme «en mi mejor proyecto» también tengo el propósito de ayudar con pasión a los demás a ver, con tanta claridad como la que yo lo veo, como lograr esa transformación sin necesidad de llevar a las espaldas el pasar por una crisis de esas que te hacen tocar fondo. 

Así que intentaré por todos mis medios exponerte la realidad, la ciencia y los datos concretos para que no puedas resistirte a actuar para conseguir vivir la vida como tú quieres vivirla y «dejar huella».