El blog de Deja Huella con H

¡Esto está muy mal montado!

¿No has pensado nunca «esto está muy mal montado»?

Me refiero a como está organizada nuestra vida. Con la llegada de los hijos empecé a plantearme esta cuestión. Dejar a mi primera hija tan bebe en una guardería, y durante tanto tiempo, me pareció lo más antinatural que había hecho nunca en mi vida. ¿Cómo se puede cuadrar el horario laboral para poder dejar a los niños en el colegio y luego recogerlos? ¿Es imposible? ¿Tirando de horarios ampliados, comedores, actividades extra escolares? ¿Y como cuadramos los trabajos con las vacaciones de los niños? ¿Tiene todo esto algún sentido?

Cuando me he enfrentado a estas situaciones familiares es cuando me ha abofeteado este pensamiento: «esto está muy mal montado!!» Pero, ¿hay alternativa? ¿Hay otra forma de montárselo sin romper con «el sistema»?

Pues dentro de «el sistema» podemos negociar jornadas flexibles, reducciones de jornadas, teletrabajo y todas esas cosas a las que tenemos derecho los padres. Por favor, que nadie nunca se sienta con miedo en su trabajo a defender sus derechos. Tenemos que saber saber decir «NO» a que abusen de nosotros.

Otra opción es salir de «el sistema» pero claro, da vértigo. Si hay un sueldo estable en casa y la economía está controlada se puede plantear que una pasión, algo en lo que somos buenos, se pueda convertir en nuestra profesión. Así que, ¿por qué no emprender y ser dueños de nuestro horario y calendario? Y ya de paso cumplir nuestros sueños, que no está nada mal. ¿No? Cubiertas las necesidades, haz las cuentas y balance entre tener «más dinero» o vivir la vida que quieres. ¿Cuánto cuesta esto? Si tienes claro cuáles son tus objetivos para disfrutar de la vida te darás cuenta a estas alturas de que no son para conseguir grandes lujos, sino poder disfrutar con energía y alegría de lo que uno ya tiene. Antes de dar el salto puedes informarte bien y preparar un proyecto. En internet puedes encontrar muchísima información además de mucha gente dispuesta a ayudarte a conseguir emprender. Plantéatelo, como comentaba en anteriores publicaciones: como una «inversión de vida»

Se valiente y deja huella empezando a diseñar tu plan para montártelo a tu manera y poder decidir cómo organizar tu vida.