El blog de Deja Huella con H

Descubre el mito que te tiene bloqueada: “No tengo tiempo» (Profecía autocumplida)

¿Sueles decir con frecuencia la frase «No tengo tiempo»?.

En este post descubrirás que tu cerebro te está engañando y que necesitas de inmediato dejar de repetir esa frase que te hace tanto daño.

A veces la vida nos pide demasiado

El otro día me reencontré con una amiga. Me contaba que le habían dado una lista super larga de formaciones de todo tipo que podría hacer en su trabajo.

Pero era tan grande la lista y ella estaba tan agobiada que dijo: «No tengo tiempo de mirar toda la lista. Ni de pensar cual podría interesarme».

Luego llegaba a casa, y con dos niñas que tiene, su «jornada personal» no era más que una continuación del ritmo que llevaba en el trabajo. ¡Estrés total!. Estaba super bloqueada.

Me recordó a una situación parecida que viví hace ya tiempo. En ese momento, al igual que mi amiga, no podía darme cuenta de mi situación real:

  • Tenía una inercia tan grande de hiperactividad en el trabajo, dirigiendo un equipo tan numeroso y cambiante, que no podía parar ni a pensar.
  • El agobio en el trabajo y el tener dos niños pequeños en casa no me permitía darme cuenta de que la única forma de cambiar mi situación estaba al alcance de mi mano. Solo tenía que tomar acción.
  • No era capaz de ver que la mejor inversión (de tiempo o dinero) que podía hacer es en uno mism@.

Llegados a ese extremo hay que parar y reflexionar. Si si, es un síntoma claro de que es necesario parar.

Espiral negativa de tiempo

Y es que «no tener tiempo» no es un estado real, sino una actitud:

  • Esta forma de pensar nos autolimita para hacer las cosas que realmente queremos hacer. Lo utilizamos como una excusa para seguir viviendo de la misma rutina estresante. Que además usamos para liberarnos de nuestra propia responsabilidad.
  • Nos hace estar activos constantemente hasta ocupar todo el tiempo que tenemos y sin control. No dejando espacio para las cosas realmente importantes.
  • Nos colocamos en el papel de víctima, porque realmente estamos diciendo: «Me gustaría pero no puedo».
  • Nos provoca una barrera que nos impide abordar el cambio que necesitamos. 

En definitiva nos arrastra a una espiral negativa que nos empuja cada vez más hacia la frustración, al estrés y al agotamiento.

Espiral positiva de tiempo

Para obtener tiempo solo hay que dejar de repetir esa dañina frase:

  • Lo que realmente estás diciendo es «no tengo ganas» de moverme de mi zona de confort. Así que cámbiala por favor por «el tiempo es limitado»
  • Esto te hará cambiar tus prioridades para aprovechar tu tiempo al máximo y no dejar de hacer las cosas importantes en tu vida. Evitarás arrepentirte en el futuro cuando eches tu vista atrás.
  • También te hará cambiar esa actitud y tomar acción para «encontrar el tiempo».

Para que te hagas una idea, si tan solo te inicias con un pequeño paso en mejorar algo en la gestión de tu tiempo te haría entrar en una espiral positiva: te permitiría dedicar más tiempo a aprender y poner en marcha más formas que me ayudarían a su vez a tener más tiempo. Consiguiendo hacer todo lo que necesitas hacer y disfrutar de ello.

Es hora de reflexionar y planear un gran cambio

No sé si te pasa a ti, que repites mucho esta frase. Yo la escucho constantemente. De personas que se autobloquean diciendo esa frase que tanto daño hace: «¡no tengo tiempo!». Si es así, por favor no la digas más.

Si te identificas con todo esto es hora de parar a reflexionar. Y conseguir la motivación suficiente y plantear un gran cambio en la forma de trabajar y en la forma de vivir. Aprender a ser más eficaz, disfrutar y aprovechar las oportunidades.

Y tomar el control.

Deja huella en tu vida evitando decir «no tengo tiempo».