El blog de Deja Huella con H

Positivismo y responsabilidad emocional.

Hace ya muchos años presencie una charla de una psicóloga que hablaba de la «responsabilidad emocional». Se llama Patricia Ramírez. Me impactó tanto que convertí el positivismo en mi filosofía de vida: («BE+»).

Tanto fue así que compartí este video de YouTube de Patricia que encontré (ver el link abajo) con el equipo que entonces dirigía y que estaba metido en una especie de espiral de frustración y negatividad con la empresa que a veces provenía o se transfería a sus vidas personales. Quería ayudarles a reducir todo esto.

En esta charla Patricia explicaba, entre otras muchas cosas, que todos tenemos elección de dirigir nuestra mirada hacia unas cosas u otras. Es decir, poner el foco en las cosas buenas o en las malas. En lo que aporta o en lo que no aporta. En lo que enriquece o en lo que intoxica. Es una pena tomar malas decisiones en este sentido porque pasarán desapercibidas muchas cosas buenas (como si no existiesen). Pero no porque no estén presentes en nuestra vida sino porque elegimos fijarnos en otras cosas. Además que si nos fijamos en todo lo malo contaminaremos a otras personas porque terminamos quejándonos y contando todo esto a los demás.

En una de mis formaciones que doy sobre la gestión del tiempo hablo sobre los pensamientos eficaces e ineficaces.  Comentamos en estos talleres cómo combatir esos pensamientos inútiles. Con muchos de ellos tenemos que asumir que no podemos hacer nada porque no dependen de nosotros. Con lo que podemos decidir dejar de darles vueltas y aceptar que la vida a veces no es perfecta. Otro día os contaré más sobre estas ideas y sobre las herramientas para dejar de darle vueltas a los pensamientos ineficaces.

Otra forma de responsabilizarnos de nuestras emociones es que en cierta medida también podemos decidir cómo queremos sentirnos. Para lograrlo tenemos que actuar como tal y así conseguiremos sentirnos como proyectamos. Por ejemplo, simplemente sonreír si queremos sentirnos contentos, o bromear si queremos estar relajados. Si si, incluso forzar estar bien con alguien si no te sale de forma natural funciona!. Al final nos sentiremos bien con esa persona y ya no seremos falsos con ella y pasaremos a estar a gusto.  Me impresionó mucho una vez que Pablo Motos (el presentador del programa «El Hormiguero») comentaba que cuando estaba mal anímicamente, antes de salir al plató en directo, se ponía música alta y marchosilla y bailaba como un loco. Y hacia el tonto frente al espejo. Esto le había ayudado a no faltar ni un solo día al trabajo. Me impresionó mucho porque no se me olvida el programa que no dejó de hacer ni siquiera el día que murió su madre. Todo por su equipo. Todo esto es algo que yo practico y os aseguro que funciona y que es muy fácil de hacer. Ya lo sabemos y es responsabilidad nuestra si no lo ponemos en práctica.

Con todo esto quería explicarte que elegir positivismo es definir los pensamientos que queremos que dirijan nuestras emociones, nuestras decisiones y por tanto como queremos dirigir nuestra vida.

Si crees que tu entorno es el culpable de no ser feliz, esto define literalmente que necesitas focalizarte en otras cosas.

No te olvides de dejar hoy huella en tu vida practicando todo esto, convirtiéndolo en hábitos, y ya verás como consigues disfrutar más de tu tiempo.

https://www.rtve.es/alacarta/videos/alaska-y-coronas/responsabilidad-emocional-patricia-ramirez/2486218/,